3 Errores al Decorar con Soluciones Sencillas

Hay errores al decorar que son de manual.  Que pertenecen al ABC de los errores.  Errores nodriza, podríamos llamarlos.  Y luego están el resto.  Errores al decorar muy comunes, pero menos famosos que los anteriores.  Y de estos últimos es, precisamente, de los que quiero hablarte hoy.

Cuando hablo de los grandes clásicos en los errores al decorar me refiero a los ya conocidos pero no siempre bien gestionados.  Por ejemplo, el color de las paredes, el uso de la luz o la escala y las proporciones a la hora de elegir mobiliario.

Pero junto con estos grandes clásicos del mundo error, conviven otros muy sencillos de detectar al primer golpe de vista.  Y de solucionar sin complicaciones.

Errores al Decorar con Soluciones Sencillas

#1: Olvidarte de la parte funcional del espacio

Es decir, pensar en la parte estética sin prestar atención a la práctica.  Te hablo de, por ejemplo ese mueble maravilloso del que te has enamorado y que una vez en casa consigue transformarse en un precioso estorbo.

La solución es sencilla.  Tu estilo de vida va a ser quién te lo marque.  ¿Necesitas un espacio de trabajo?¿Una zona de juego desde dónde puedas ver a tus hijos?¿Sois muchos de familia o solo una pareja?¿Hay personas mayores en la casa?¿Tienes gatos o perros? ¿Te gusta leer antes de dormir? ¿Ves la tele mientras comes?

Antes de hacer cualquier cambio o añadir piezas nuevas a tu casa piensa en su función.  Busca crear, si los necesitas, espacios multitarea.   Si un mueble no cumple tus necesidades, olvídate de él.  Seguro que con tiempo encuentras otro igual de bonito y más adecuado.

Sucede exactamente lo mismo a la hora de distribuir los espacios.  Si acostumbras a utilizar la mesa de comedor para trabajar,  colocar cerca un mueble con un espacio dedicado a guardar papel, bolígrafos, carpetas o archivadores te evitará muchos paseos y pérdidas de tiempo.  Esa es la idea.

#2: Comprar todo tu mobiliario y decoración en un mismo establecimiento.

Es un error al decorar bastante común.  Especialmente si partimos de un espacio en blanco.  Pero raramente es buena idea.  Al igual que comprar conjuntos completos de la misma serie.   Cama, armario y mesitas de noche iguales o librería y mesita auxiliar “a juego”.  Muy típico de los 80 y muy desfasado en nuestros días.

En lugar de crear una casa con personalidad estarás recreando un efecto catálogo.  Juega con piezas diferentes que combinen entre sí pero que no sean exactamente iguales.  Lo mismo sucede con los detalles con los que vas a decorar o con la decoración de las paredes.  Eligelos con tiempo, mostrando tu personalidad.  Tu casa será mucho más interesante.

#3: Llenar tu casa de objetos, detalles, print-art, cojines…

…cajitas, portavelas, figuras, flores, espejos y toda bonitez que te encuentres en el camino.  Conseguirás que tu casa parezca la exposición de una tienda de decoración.  O peor aún, un aspecto abarrotado.

Aquí estaríamos hablando también del error en las proporciones que nombraba más arriba.  Y de los errores al decorar versión 2.0 que es como les suelo llamar yo.  La solución ya la sabes…

El interiorista Nate Berkus lo resume así:

“Tu casa debe contar la historia de quién eres tú, y ser una colección de lo que tu amas”

¿Estás de acuerdo?

¡Hasta el miércoles!