7 Detalles Importantes en una Comida al Aire Libre

Comida al Aire Libre

Imagen – Comida al aire libre

¡Qué bonita es una comida al aire libre con amigos o familia! Sí, sí. ¡Pero qué follón!.  No te dejes engañar, con varios invitados en la mesa no todo es relax y slow.  Hay algunos puntos a tener en cuenta si no quieres protagonizar tu propio anuncio de espetec “Ni 24 horas han durado”. “¿Se han volatilizado?”, no señora, no.  Usted ha calculado un pelín mal las cantidades…

Quién dice las cantidades de espetec, dice las sillas, los platos, cubiertos…por hablar de lo más básico.  Planea la reunión y todo lo que vas a necesitar en ella, punto a punto.  Llegado el momento no tener que improvisar os ayudará a tod@s a disfrutar del día.

Esta podría ser una check list de 7 detalles a tener en cuenta y preparadas antes de una comida al aire libre:

Comida al Aire Libre

#1. Prepara el espacio y el entorno.  Es una obviedad, asegúrate de que la zona que has elegido para la comida al aire libre tiene espacio suficiente para todos y preparala para que luzca perfecta.  Limpia las hojas que hayan podido caer de los árboles, refresca las flores o los setos, cambia de sitio alguna maceta…

#2. Mesa y Sillas: Ya sé que es otra obviedad, pero a veces nos olvidamos de los detalles más sencillos.  La mesa debe ser lo suficientemente grande para que resulte cómoda para todos los invitados.  Si no dispones de una del tamaño adecuado, junta dos más pequeñas o utiliza caballetes y tableros.  Antiguamente hasta se sacaban las puertas de las habitaciones para utilizarlas de mesa y acabada la reunión se volvían a colocar.  ¡Qué listos eran los abuelos!

Por supuesto reúne tantas sillas como invitados vayas a recibir, incluso ten prevista alguna más por si alguien se apunta en el último momento.  Todo tipo de silla, banco o taburete sirve.  Además ya sabes que mezclar modelos de sillas es tendencia.

#3.  Manteles.  Dependiendo de la superficie de la mesa que utilices, es probable que vayas a necesitar utilizar manteles o salvamenteles.  Si no tienes ninguno del tamaño adecuado puedes combinar con un poco de gracia dos diferentes, manteniendo siempre una coherencia en los tonos.  Una sábana de verano lisa también te sacará del problema.

Yo soy anti manteles de papel y aún más de los plasticosos, sin embargo las servilletas de papel me parecen de lo más prácticas además de bonitas.  Hay algunas que, de tan bonitas que son, resultan resbalosas e incómodas, ¿Te ha pasado alguna vez?.  Tenlo también en cuenta.

Menaje

#4.  Platos, vasos, copas, cubiertos, fuentes, ensaladeras, artilugios de servir…Siempre puedes optar por elementos desechables que ya no son lo que eran ¡menos mal!, pero qué quieres que te diga, no es lo mismo y llámame rara, pero la comida no sabe igual.  Si no tienes suficientes puedes combinar platos de diferentes vajillas, manteniendo como en el caso de los manteles  una coherencia a la mesa en tonos o en estilos.

Ya tenemos el espacio listo, las mesas preparadas con sus manteles y servilletas y las sillas dispuestas.  Es el momento de colocar todos los servicios de mesa en su sitio.  Piensa en el menú que tienes preparado, ¿necesitarás un plato pequeños para los entrantes y otro mayor para la comida principal? ¿Dos platos llanos por comensal?

Piensa también en los postres y ten listos los platos y cubiertos necesarios.  Haz lo mismo con fuentes, ensaladeras, platos para postres.  Prepara con antelación lo necesario para presentar cada plato del menú y los cubiertos para servirse.  Lo mismo para las bebidas.  No te olvides de bandejas para trasladar todo al exterior.

Invitados

#5.  Mesa de bebidas y “snacks de cortesía”.  Piénsalo, los invitados no llegan todos a la vez y tú tal vez estés terminando los detalles de la comida.  No es buena idea tenerlos sentados mirando a los árboles.  Prepara una pequeña mesa, vamos a llamarla Snack Bar, con bebidas y algo ligero para acompañar.  Ellos empezarán a sentirse cómodos y tú más tranquil@.

Pinterest está lleno de Candy Bars, Cheese Bars y todo tipo de Bars.  Puedes inspirarte en ellos o hacerlo de una manera sencilla y bonita, sin grandes complicaciones.

Decoración de mesa

#7.  Decora tu mesa bonita y sencilla.  En una comida al aire libre la clave es la sencillez.  No son necesarias grandes decoraciones de mesa en una reunión familiar o entre amigos.  Unas flores en la mesa serán suficientes.

Dependiendo del estilo de mesa que hayas preparado podrás colocar unos ramilletes de flores silvestres, o un ramo de lavanda, o de romero… ¿Te acuerdas de la coherencia de la que hemos hablado más arriba?.  Me gusta mucho la idea de colocar unos limones en la mesa de snacks, como en la imagen superior.  Unas guirnaldas siempre añaden un punto festivo a una mesa.  También un detalle mínimo y natural en los cubiertos o servilletas.

Una espero que última obviedad:  Yo me he encontrado con ramos de flores en mesas tan grandes o mal pensados que impedían que viera a la persona de enfrente.  También hay que tener cuidado con las plantas demasiado aromáticas si no quieres que la mítica tortilla de patata haga un maridaje extremo con el olor a Jacinto muy poco recomendable.

#6.  Todo está en el detalle.  En verano es menos complicado, no hay abrigos ni paraguas que guardar, pero no está de más que reserves un sitio para dejar los bolsos, un enchufe de la casa para recargar los móviles o unas toallas extra en el baño para los invitados.  Hay quién también habla de música ambiental, depende de dónde se celebre la reunión. A mí, que este tipo de comidas las hago en la #casadelpueblo, me resulta molesta para mí misma y para mis vecinos.

Ten en cuenta también el tema Mosquitos y demás bichos con alas.  Es feo, pero están ahí.  La citronella, la caléndula, la lavanda o la menta sirven para ahuyentarlos.

Por la noche

#7. ¿Y si hablamos de una cena al aire libre?  Pues además de todo lo anterior, tendrás que tener en cuenta la iluminación.  No hay nada que me ponga más nerviosa que una cena al aire libre sin luz.  A los bichos con alas, se les unen las polillas y demás miembros de la familia mariposa, cosa que me acojona acongoja sobremanera.

Rodeate de guirnaldas de luz, velas y antorchas.  Y añade muuuucha citronella en la mesa.  Tampoco está de más que preveas que algún invitado sienta “fresco” y tengas algo de abrigo preparado.  Lo digo siempre: nunca se sabe.

7 puntos a tener en cuenta parecen demasiado vistos blanco sobre negro, pero una vez metidos en materia no lo son.  Además estoy convencida de que me he dejado algo en el teclado.

¿Qué más añadirías a esta check list?

¡Feliz fin de semana!