9 Pasos para Renovar un Sofá Anticuado: Consultas Deco

Renovar un sofá anticuado

Renovar un sofá anticuado – imagen

La historia de hoy habla de un sofá rojo y de dos cachorritos gatunos.  El sofá rojo tiene algunos años y seguramente ahora además, también algún arañazo cortesía de los gatitos.  La dueña del sofá y yo misma sabemos que durante algún tiempo los pequeñajos van a adorar afilarse las uñas en el tapizado.  Ya llegará el momento de que crezcan y con él el de cambiar de sofá.  Mientras tanto, buscamos soluciones para darle un nuevo aire.

La mayoría de los blogs de hogar te van a decir que es sencillo renovar un sofá anticuado.  Y sí. Y no.  Yo estoy de acuerdo solo en parte y me vas a entender unas líneas más abajo.

Pasos para Renovar un Sofá Anticuado

Voy a pasar de puntillas por la primera solución, la más obvia, si la calidad del sofá lo merece, lo ideal es retapizarlo.  Como te digo es la solución más obvia y la mejor, pero también la más cara.  Como buscamos soluciones low cost y temporales, vamos a dejarla ahí.

La segunda solución para renovar un sofá anticuado, tan obvia como la anterior, es colocar una funda al sofá.  Y aquí empiezan los problemas.  Salvo que se trate de una funda hecha a medida y por tanto alejada de una renovación on the cheap que dicen los anglos, el resultado va a ser normalmente malo.  Así, sin medias tintas. Por muchas promesas de fundas universales que se adaptan a todas las medidas y formas, creo que a día de hoy no he visto ninguna de esas fundas que encaje bien en el sofá en cuestión.  Es decir, lo que es renovación, poca.

La tercera solución, tan conocida como las dos anteriores, es cubrir el sofá con un foulard o tejido y decorarlo con unos cojines actuales y vistosos, una manta calentita…

Y sí, es verdad que se pueden conseguir grandes resultados, pero también puedes conseguir simplemente un sofá cubierto con un foulard.  Lo que viene siendo un Realidad vs Fail. Que me perdone la dueña de esta foto, a la que le reconozco más gusto que en otros casos similares.

Llegados a este punto estarás pensando que vale, que bien, pero entonces ¿qué hago con mi sofá? ¿es misión imposible? Pues no, no lo es.  Pero tampoco es tan sencillo como Pinterest nos quiere hacer creer, aunque depende mucho de la forma del sofá.

9 pasos

1.- Ahueca y mulle el relleno de tu sofá.  El asiento, respaldo y reposabrazos.

2.- Es tiempo de cambio de estación y de decoración.  Además aún puedes encontrar varios artículos rebajados.  Aprovecha el momento para hacerte con piezas actuales y nuevas con vistas a la próxima temporada.

3.- Mira la parte baja del sofá ¿Tiene patas? Puedes cambiarlas fácilmente por otras más modernas o darles una capa de pintura para actualizar su aspecto.

4.- Si la forma de tu sofá lo permite, una buena solución es comprar un tejido que te guste y combine con el tapizado actual del sofá.  Haz dos “fundas” una para el respaldo y otra para la zona de asiento.  En los brazos del sofá puedes colocar “casualmente” una manta, un plaid…

5.- Si, como en mi caso, tu sofá no te permite hacer lo anterior, la única solución es cubrirlo.  Ten en cuenta el tejido con el que lo vas a hacer.  En Pinterest no aparece cuando la tela se resbala continuamente, ni cuando se llena de arrugas.  Mejor preguntar antes de comprar.

6.- Para evitar el efecto setentero de sábana sobre el sofá, prueba a combinar más de una tela, diferentes texturas y estampados, como en la primera imagen del post.

7.- Ya sabes que pocas cosas hay más sencillas para dar un nuevo aire a un sofá que unos cojines.  Elige diferentes diseños y mezcla algunos de print XXL con otros más neutros.

8.- No siempre, pero en la mayoría de las ocasiones es mejor apostar por tonos claros.  Descarta el negro, sobre todo si tienes gatitos; no habrá forma de eliminar los millones de pelos que sueltan los michines cuándo están creciendo.

 9.- Sobre todo y fundamental:  Haz que el resto de la decoración del salón se ajuste a lo que ya será tu nuevo sofá durante una temporada.  Retira algunos objetos, cambia de lugar otros y añade algunos nuevos.  Crea un nuevo conjunto.

Para que te inspires, aquí te dejo unas imágenes reales de sofás con renovaciones low cost:

¿Qué más consejos se te ocurren para dar un aire nuevo al sofá?

Estaría genial que los compartieras en los comentarios.

¡Hasta el viernes!