Antes y Después: Cambios Sencillos con Grandes Resultados

Me declaro fan absoluta de los Antes y Después en cualquier sentido estético.  Incluso de los populoides (me he inventado el palabro) antes y después del físico de una persona, normalmente anónima, tras pasar por estilistas, peluqueros, personal shoppers, etc.  Aunque en estos casos suele haber truco y en raras ocasiones el resultado final sea de verdad un gran Ooooh (que en los programas de televisión de habla inglesa es un Oh my God, Oh my God, Oh my God continuo e imparable. Repetido como un mantra.  Si los habéis visto sabéis seguro de qué hablo.)

También me gustan las reformas totales que implican arquitectos, interioristas, decoradores y muchísimo dinero en el proceso.  Las posibilidades de que defrauden son inversamente proporcionales a la inversión realizada. En estos casos el resultado es un Ooooh alto y sincero… pero inalcanzable.

Así que, tal vez por eliminación, mis Antes y Después preferidos son los más difíciles, los que consiguen grandes resultados sin grandes escombros. Los que se ganan a pulso un Ooooh que surge natural y no tras comprobar el extracto bancario.

Y son difíciles.  En muchos casos ponemos más ilusión que acierto. Y en demasiados el antes y el después son igualmente horrorosos poco estéticos.

He seleccionado tres Antes y Después que reúnen en mayor o menor grado todo lo necesario para un buen y sano Ooooh.  Cambios espectaculares con poco más que unas manos de pintura y algunas obras menores.  Dejo para el final mi preferido:  Un Ooooh en mayúsculas, que si me descuido convierto en mantra: Ooooh, Ooooh, Ooooh (acepto bromitas sobre lo que pensarían los vecinos al escucharme…).

Antes y Después

  • Transformando un baño de invitados/niños (que no puede ser más soso).

Antes:

Antes y Después baño de Invitados

Después:

Antes y Después baño de Invitados. Colores

 

Antes y Después baño de Invitados. Lavabo

Se ha pintado el mueble del lavabo de un tono verde semi-satinado y añadido tiradores. Para las paredes, se han elegido altos paneles de madera en blanco, contrastando con el azul elegido para la parte superior de la pared.  La combinación de los tres colores es perfecta.

Las oscuras baldosas del suelo se han recubierto con vinilo hidráulico.  Una solución económica que además no requiere obra y que podemos hacer sin recurrir a profesionales.

Los elementos decorativos son todos DIY; una escalera de madera dorada, una lámina y cortinas (no son las que yo hubiera elegido, pero están muy bien pensadas) con los mismos colores utilizados en el conjunto del baño.

En mi opinión un cambio sencillo y asequible merecedor de un buen Ooooh.

Imágenes: providenthomedesign

  • Vamos con una cocina oscura y recargada en blanca y luminosa con un punto nórdico.

Antes:

Antes y Después de una Cocina

Después:

Antes y Después de una Cocina

Antes y Después Cocina

Aparentemente (la calidad de las imágenes no es demasiado buena) se ha unificado la zona de comedor y cocina pintando paredes y los muebles ya existentes de color blanco y renovando, también en color blanco, los azulejos y el mostrador. No alcanzo a distinguir si se ha modificado o no el suelo. Con la mesa Tulip (aparentemente), sillas Eames, lámpara de estilo industrial y la pared en pizarra, consiguen una zona de comedor actual y acogedora.

La obra y la inversión económica ha sido mínima y el resultado más que aceptable.

Imágenes: thetileshopdesighnbykirsty

  • Mi preferido: Impresionante transformación de un dormitorio.

Antes:

Antes y Después. Dormitorio

Después:

Antes y Después. Reforma dormitorio principal.

Antes y Después. Dormitorio.

Antes y Después dormitorio principal

Imágenes: Stylizimoblog

En su entrada (aquí) Stylizimo detalla paso a paso los cambios realizados, que resumo de forma rápida: Tres de las paredes se han pintado en un tono gris en contraste con el blanco elegido para la pared de las ventanas (tras cubrir el antiguo papel pintado y preparar las paredes para el nuevo color);  se retiran todas las molduras de ventanas, puertas, techo y suelo con lo que se consigue una imagen más ligera y actual.  El techo de madera, demasiado oscuro, se ha enlucido (enyesado) y se ha sustituido la lámpara por focos de leds; del mismo modo se apuesta por la pintura en el suelo eliminando la moqueta; las puertas ya sin molduras y las manillas se han pintado de un tono más oscuro que el utilizado en la pared.  Finalmente se han retirado los antiguos muebles, incluyendo en el nuevo mobiliario un gran espejo y dos cómodas Malm de Ikea.

¿No os parece que merece un gran Oooooh?

¡Hasta el miércoles!

Rakel

P.D.: ¡Estoy participando en la fiesta de enlaces #diariodeco!