Decoración de Otoño: Un error y una regla

A dos días de que comience Octubre seguramente ya has comenzado a otoñalizar la decoración de tu casa.  O tal vez estás a puntito de hacerlo.

Antes de llenar tu casa de calabazas, ramas y mantas pelochas ten en cuenta que hay un error en esta transición de la decoración de verano a la decoración de otoño que cometemos con mucha frecuencia. Y es pensar que añadiendo detalles otoñosos a la casa, ya tenemos el hygge puesto.  Y no.

Lo que conseguimos así es un abarrotamiento otoño-veraniego-primaveral.  Llámalo eclecticismo si quieres, pero salvo honrosas excepciones, lo que estarás creando es una casa sobrecargada.

Si lo piensas bien vendría a ser como si sobre el bikini y bajo el sombrero de playa te colocas una chaqueta de lana recién llegada a la tienda.  Salvo que seas ego blogger y tengas 18 años, el resultado no será el mejor.  Es más, aseguraría que aunque lo seas, seguirá siendo un horror demasiado ecléctico.

Pues en casa pasa igual.  ¿Y cuál es la solución?  La regla de los 5.

La regla de los 5 consiste en deshacerte de 5 cosas de cada uno de los espacios de tu casa.  Tan sencillo y tan complicado a la vez.

Así que hazte un home tour en tu propia casa y empieza a retirar objetos pasados de moda, o de los que aún te pregunta en qué momento se te ocurrió comprarlos, o revistas antiguas…

Y ahora sí es el momento de poner en marcha la operación Decoración de Otoño.

Ya me contarás…

¡Nos vemos el lunes!

¡Feliz fin de semana!