Antes y después de mi dormitorio de verano super lowcost

Dormitorio low cost

Y cuando hablo de super lowcost hablo de 17 €.  A lo que sumé cosillas varias que había por casa.  Vaya por delante que no tenía previsto escribir este post.  A la vista está que no hablamos de una “decoración” planificada.  Si vamos a eso, ni siquiera se le puede llamar decoración.

Únicamente se trata de ordenar una habitación que por motivos que te conté hace unos días, se había quedado en cuarto de los trastos.  Perdón también por las fotos, hechas con el móvil sobre la marcha.

Finalmente me he decidido a compartirla por si te pueden servir algunas de las ideas que no necesitan de presupuesto.  Como todo es provisional, te contaré también los planes que tengo previstos.  Y algún día te enseñaré la otra mitad del dormitorio.  Algún día…

Mi dormitorio lowcost

dormitorio lowcost

Para empezar por el principio y que te hagas una idea de cómo estaba este dormitorio, quiero que veas este desastre del “antes”.  Un hermoso montón de trastos.  Una cama.  Fin.  Reconóceme el valor de enseñarte ESTO:

antes y después de un dormitorio lowcost

Lo primero que hice fue pintar con chalk paint blanco este trozo de estantería.  Aquí invertí los primeros 15,5 €.

antes y después de un dormitorio lowcost

A propósito del chalk paint tengo que decir que me decepcionó un poco.  Estoy acostumbrada a utilizar varios tipos de pintura y nunca había necesitado dar tantas capas a ningún mueble.  Tal vez depende de la marca.  La parte positiva es que no lijé, ni imprimé.  Y que el resultado final me ha gustado mucho.

dormitorio lowcost

dormitorio lowcost

Vamos con las mesitas de noche.  En la parte de mi medio costillo,  un tronco con una capa de pintura en la superficie, un taburete de mimbre y una damajuana.  La lámpara es un flexo de la época de mis abuelos del que me niego a desprenderme:

Dormitorio lowcost

Y de alfombra un Kilim que compramos en algún viaje a Túnez y que tenía olvidado y sin uso.

dormitorio lowcost

En mi lado de la cama un columpio DIY hace las veces de mesita de noche:

dormitorio lowcost

Una lámpara de los 90 para la que ya tengo una sustituta más actual y que cambiaré la próxima vez que vaya por allí.

dormitorio lowcost

Por otro lado, en el camarote de la casa encontré unas maletas antiguas que por supuesto voy a mantener.  De hecho, a pesar de las manchas de la edad, todavía me estoy planteando si pintarlas o dejarlas como están.  El hueco de al lado es un pequeño vestidor en el que he colocado una cortina, que también había por casa, en lugar de puerta.

Es lo que tienen algunas casas de pueblo.  Las cosas van haciendo un circuito que parte de la casa en la que vives a la de fin de semana.  Y de ahí a la que vas en menos ocasiones.  Son trastos, sí.  Pero en ocasiones te sacan de algún apuro.

dormitorio lowcost

dormitorio lowcost

El problema

El mayor problema lo he tenido con el cabecero de la cama.  Mi idea era recuperar y pintar esta puerta antigua.  Pero no te puedes hacer idea de lo que pesa.  No me he atrevido a colgarla en la pared.

dormitorio lowcost

Así que como para esto no tenía más de dónde sacar, coloqué una guirnalda.  Aquí invertí el euro y medio restante del presupuesto.  La idea es que la pared no se vea demasiado vacía y darle a la habitación un aire informal de casa de verano.

dormitorio lowcost

El cojín del gato negro de HM y las dos láminas de Hermano Gato los “he tomado prestados” de otro dormitorio de la casa.  El sombrero de paja es un daño colateral de unas fiestas.

dormitorio lowcost

Lo que quiero hacer

  • El suelo me horroriza. La idea es ponerle madera que además es más cálida para el frío del Invierno en La Rioja.  Si me atrevo de color blanco.

  • La alfombra verde es más que posible que desaparezca de ahí.
  • Esa lámpara de papel y la de la otra mitad de la habitación tienen también que desaparecer.
  • Las vigas del techo llevarán trabajo. Hay que decaparlas, lijarlas y barnizarlas.
  • Tampoco tengo claro cómo será el cabecero de la cama. Me gusta aprovechar que no es una casa en la que vivamos a diario para hacer algo diferente y poco serio.  Un cabecero tradicional está descartado.
  • Necesito muuuucha decoración de pared.
  • Y también una alfombra de pié de cama.
  • ¡Y cojines!

dormitorio lowcost

Pero si te digo la verdad, nada de ello corre prisa.  Ahora mismo tengo un dormitorio lo suficientemente cómodo y acogedor, al que voy a añadir detalles nuevos la próxima vez que vaya por allí.  Para todo lo demás, calma.

Teniendo en cuenta el “antes”, ¿Qué te parece el después por 17 €?

¡Feliz semana!