DIY Boda con Inspiración muy Nórdica

¿Os acordáis de las fotos de la última boda de ESTE POST de hace unos días?

Como os decía, se trata de una de las composiciones que más me han gustado por la perfecta combinación de elementos naturales con el marcado contraste entre los tonos neutros y el brillante color amarillo, que se basta por sí solo para aportar alegría y viveza al conjunto.

Y lo que es mejor aún, la Candy Bar es una muy buena candidata para uno de mis imagen vs realidad (muy pronto en el blog…)

DIY Boda Nórdica

¿Cómo lo hago?

  • Ambientación de la pared: Facilón, facilón. Tan sencillo como recortar montones de círculos de cartulina o papel cebolla de color gris, hacer pequeños “flecos” en su contorno y pegarlos en hileras en la parte inferior de una cinta de embalar, para unir la parte superior a la pared (si no te atreves a utilizar la cinta de embalar directamente contra tu pared, la solución está en hacer el montaje en una placa de contrachapado finita). Resumiendo: sólo necesitarás tijeras, mucho papel y todavía más paciencia, pero el resultado merece la pena.
  • Porcelana blanca: En este caso como ves únicamente se necesitan dos bandejas rectangulares, dos fuentes redondas, un cubo y dos soportes para tarta (la versión fácil y rápida de los soportes de tarta la consigues colocando dos bandejas o platos de porcelana blanca, sobre dos cuencos o tazones del mismo material. Asegúrate de que quedan bien pegados con un poco de silicona no se nos vaya a desmoronar el montaje, eso sí…). 
  • Si tienes la suerte de tener una damajuana, ¡perfecto!. Si no la tienes, prueba a colocar un par de botellas de vidrio; hay botellas de licor realmente bonitas (ahora viene aquello de “desde Nordic Treats aconsejamos un consumo responsable del alcohol”… que no se diga…)
  • Flores amarillas: La Mimosa resulta ideal, pero la naturaleza es sabia y dependiendo de la época del año te ofrecerá una flor u otra. Sólo tienes que elegir la que más te guste.
  • Corazones de madera: Como ves son muy sencillos, totalmente minimalistas, pero no me negarás que constituyen uno de los elementos claves de esta decoración.
DIY Boda Nórdica, corazón

Imagen vía Shelterness

Necesitarás cuatro tiras delgadas de madera flexible de la misma longitud. El bambú es el material perfecto (lo puedes encontrar en tiendas de bricolaje o en su lugar te aconsejarán qué otra madera puedes utilizar.)

Une con cuidado cada tira por sus extremos formando una lágrima.  Pega ambos extremos con cola especial para madera.

Ahora toca unir ambas lágrimas formando un corazón utilizando nuevamente cola para madera (tendrás que apretar fuerte y colocar un peso encima durante algún tiempo para asegurarte de que ambas partes quedan bien sujetas.)

Ya sólo queda recortar las esquinas que sobresalen de la unión inferior para que la forma de corazón sea más limpia (ya sabes, tijeras afiladas y un poquito de maña…)

El resultado es no sólo un bonito fondo para tu Candy Bar, sino también un fantástico photo call .

Es un DIY que lleva su tiempo y sus dosis de paciencia, pero muy fácil y resultón. ¿Te atreves con él?