Guía para una Decoración Navideña con Aires Nórdicos

Decoración Navideña con aires nórdicos - Imagen

Decoración Navideña con aires nórdicos – Imagen

Hay Navidades para todos los gustos, desde los más barrocos a los minimalistas. Y lo mismo sucede con las decoraciones navideñas. Únele a eso los diferentes condicionantes de cada uno.  No es lo mismo una casa con niños que sin ellos.  Con perros o gatos que sin ellos.  Con un gran presupuesto que sin él.  Eso sí, hay soluciones y buenas ideas para todos.  ¡Manos a la obra!

Durante mucho tiempo este fin de semana próximo, que se presenta como puente interminable, ha sido la fecha elegida para montar la decoración navideña en las casas.  Eso si no tienes pensado hacer una escapadita invernal, que siempre viene muy bien.

L@s más previsores ya tienen pensado y casi diseñado con planos lo que va a ser su decoración navideña este año.  Este post (ahora lo llaman artículo) va para el resto, para los que sí, pero no.  Para ti que tienes algunas ideas rondando la cabeza, pero todavía no las has puesto en orden.  Si te atrae el estilo nórdico, sigue leyendo.

Decoración Navideña con Aires Nórdicos

Aunque como decía más arriba, para gustos las navidades, hace tiempo que quedó atrás el llenar la casa de espumillones, lucecitas de todos los colores del arcoiris, figuritas y árboles de plástico con papel de regalo para tapar (jaja) su base.  Todo colocado sin orden ni concierto ni nada remotamente cercano a lo que llamamos buen gusto.

En escaparates y rrss encontramos verdaderas preciosidades navideñas.  Y a tod@s nos sucede que terminamos llenando nuestras bolsa o carro de la compra de detalles…para los que luego no siempre encontramos un lugar adecuado.  Y terminan colocados sobre cualquier estantería o colgados del árbol pasando totalmente desapercibidos.  Contra eso hay una solución.  Se llama planificación.  Suena muy serio, pero no creas…

Espacios a Decorar

Los indispensables: 

Entrada, hall o recibidor:.  La entrada de tu casa es lo primero y muchas veces lo único que muestras a quién llega a tu puerta y a ti mism@.  Dependiendo de tu espacio puede ser buen lugar para colocar el árbol de Navidad, que pasará a ser lo primero que veas al llegar a casa.

¿Tienes algún mueble en el recibidor?

Si no tienes suficientes metros, piensa en vertical.  Utiliza las paredes:

Salón: Es el espacio de reunión de la casa, dónde normalmente pasamos más tiempo.  Será el espacio central de la decoración navideña de tu casa.

Un árbol de Navidad, una guirnalda…

Un centro de mesa hecho con velas y ramas secas…

Un conjunto de pequeños árboles de Navidad

Las siempre agradecidas velas

Comedor:  Fundamental para la Navidad.  Todos nos juntamos en algún momento alrededor de la mesa.

Hace  unos días hablaba de 11 tendencias en decoración navideña de mesas.  Recuerda que tu mesa debe integrarse con la decoración de tu comedor.

Los “si te gusta”:

El resto de tu casa.  Un pequeño detalle servirá para llenar de navidad cada rincón. Más abajo te dejo algunas ideas sencillas que te van a encantar.

Recuerda que lo más importante es que toda tu decoración navideña guarde una coherencia.  Las mezclas son buenas cuando están bien hechas, pero es importante seguir una línea.  Puedes elegir entre una decoración natural con ramas verdes y madera, optar por la tendencia dorados o por una navidad tradicional.

Te dejo algunas ideas.  Como ves he elegido una decoración navideña muy natural y low cost.  Ramas, hojas, madera, velas y guirnaldas de luz.

Aunque no tiene nada que ver con el estilo que he elegido, te dejo también esta idea que me ha encantado por lo diferente.  Árboles de Navidad de colores:

Creo que las ideas que estás leyendo pueden servirte de inspiración.  Son sencillas, low cost y bonitas.  Aptas además para cualquier situación, niños, mascotas, espacios…

Pero te tengo que ser sincera, no estamos aquí para engañar a nadie.  Las dos últimas navidades no han sido buenas para mí.  Hace dos años, un par de días antes de Navidad tuve que decir adiós a mi gatita después de 7 años juntas.  Años en los que estuvo junto a mí en unos momentos en que la necesitaba y mucho. El año pasado fue durillo por una enfermedad mía…por supuesto, sé que hay situaciones mucho peores. Este año cuando pienso en la Navidad me viene un pellizquito de miedo.  Un “no me atrevo” por si acaso se tuerce.  No sé si me entiendes.

Si me lees normalmente, habrás notado que el tono de lo que escribo es un poco “desapegado”.  Eso sí, comparto las ideas que me gustan para mí, que creo que te pueden ayudar.  Esas para las que me falta un empujoncito, pero que trataré de trasladar a mi casa.  Espero que te sirvan de ayuda.  Espero también que me sirvan a mi.

¡Hasta el viernes!