Zona de Trabajo con Estilo Nórdico

Por razones que no vienen a cuento (mi vida no es tan importante como para marcarme un Kiko Rivera’s reality blog aka Paquirrín) y a pesar de tener un cuarto de trabajo bonito y cómodo, necesito ahora crearme una segunda zona de trabajo, algo pequeño, sencillo y temporal…

Zona de trabajo Estilo Nórdico Espacio Pequeño

Imagen vía homedit

Tampoco es que me haya vuelto loca buscando diseños o inspiraciones (ya os digo, es algo temporal) así que me he ido directamente a San Ikea, patrón de todos los “lowcostismos deconórdicos” (que por cierto, acaba de sacar su catálogo 2015).

Zona de trabajo:

Primero pensé en la clásica combinación GLASHOLM/FINNVARD (AQUÍ) (96,99 €), bonita, práctica y desmontable, pero demasiado grande.

Zona de Trabajo con escritorio Ikea

Combinación GLASHOLM/FINNVARD de Ikea

Como tengo bastante claro que quiero que la superficie sea de cristal para que visualmente ocupe menos espacio, me he ido a la versión más pequeña y más lowcost de la idea anterior: Glasholm transparente de 99 x 52 cm (29,99 €) (AQUÍ) con dos caballetes ODDVALD (12 €/unidad) (AQUÍ).

Zona de Trabajo Estilo Nórdico Caballete ODDVALD de Ikea

Caballete ODDVALD de Ikea

Con esto ya tendría lo principal y lo que realmente necesito, una superficie relativamente pequeña donde poner el portátil y cuadernos para poder trabajar (¡qué tristura de mesa!).

Zona de trabajo silla Tolix

Imagen vía homedit

Le añadimos la lámpara Forsa (19,99 €) y la cajonera Helmer (31,99 €) que (afortunadamente) ya tengo (parece que estoy dando los ingredientes para la receta de angulas escarificadas a la espuma de tomate o incluso del pollo al chilindrón…).

¡Y “emplatamos”! (Cuánto daño ha hecho Masterchef…)

Dos láminas de diferentes tamaños, una que aporte color y otra en blanco y negro que contraste (BILD 7€ y 6 €).

 

Con dos marcos casi invisibles STRÖMBY (11,99 €) y RIBBA (15,99 €) AQUÍ Y AQUÍ.

Y aunque sillón de ordenador ya tengo, me resulta también demasiado grande. Hay un par de modelos que no me disgustan (versión “normal” y versión lowcost) pero que por diferentes razones no me acaban de encajar.

Zona de Trabajo de Estilo nórdico, sillas de escritorio de ikea

Silla FJÄLLBERGET – Silla SNILLE  (Ikea)

Pero yo sigo apostando por la silla Eames (concretamente en este color que me combina i-de-al, con la lámina que he puesto más arriba).

 

Zona de Trabajo Estilo Nórdico Silla Eames

Imagen vía Pinterest

Podemos completar el espacio de trabajo con una alfombra (aunque otra de mis muchas rarezas incluye el ser muy poco amiga de las alfombras…).

Zona de trabajo de Estilo Nórdico con alfombra de Ikea

Alfombra SILLERUP de Ikea

Un par de macetas con flores…

Flores de Ikea

Flores de Ikea

Una maceta sencilla…

Maceta ORÄDD de Ikea

Maceta ORÄDD de Ikea

Y lo que nunca puede faltar en la mesa de una zona de trabajo: ¡la taza para el café!

Lo encuentras también (junto con las riquísimas galletas ecológicas de manzana y canela Me and Grandma) en el Treat I Wanna Stay Home (AQUÍ).

Claro que, existen también dos opciones “para salir del paso” muy válidas como solución rápida y práctica (19,99 €):

Cuando finalmente me decida, os lo cuento. ¿Vosotr@s qué opináis?

@Ra_NordicTreats