Trucos de decoración: Regla 60 30 10

Imagen

Imagen – Regla 60 30 10

Tal vez sea la forma más sencilla de acertar con las proporciones de color en una estancia.  Te estoy hablando de la regla 60 30 10.  Aunque ya sabes: las reglas están para romperlas.  Eso sí, asegúrate de saber cómo hacerlo.

A veces resulta complicado conseguir un equilibrio en el color de un espacio determinado.  El punto central que separa un espacio sosuno de uno que roce la psicodelia colorista está marcado por la regla del 60 30 10.

Esta regla es así de sencilla: el color principal deberá ocupar un 60 % de la superficie, el color secundario un 30 % y los acentos de color un10 %.  Tal cual.

Regla 60 30 10

Pongamos un ejemplo:  el 60% en un salón estaría compuesto por las paredes, alfombras y posiblemente el sofá. Sería la base de color de la estancia.  El 30%, es decir, aproximadamente la mitad que el color principal, lo ocuparían sillas, muebles pintados, tal vez algún textil.  Por último el 10% correspondiente a los acentos de color podrían ser los cojines, cuadros y accesorios decorativos.

Pero como te decía al principio las reglas están para romperlas…una vez que las conocemos y las sabemos usar.  Habrá ocasiones en las que el 10% de color no sea suficiente para crear el espacio que estás buscando.  Es el momento de romper la regla y optar por añadir otro 10%. Sí, el total será un 110%, pero también nos sirve.

Si por el contrario prefieres un espacio más monocromático, en lugar de diferentes colores elige diferentes tonos de un mismo color y aplica los mismos porcentajes.

¿Fácil verdad?

¡Feliz fin de semana!