Un Interior Nórdico para Llevarte a Casa

Interior Nórdico

Blanco y aunque no en botella, el interior de este apartamento es una galería de ideas accesibles que podrás trasladar a tu propia casa.

Podría ser la casa del vecino de al lado: 52 metros cuadrados de superficie, paredes blancas y suelo de madera.  Decorado con los muebles y detalles justos, mezcla sin alardes algunos de los elementos más famosos de Ikea y del diseño nórdico y los distribuye con un claro sentido práctico por un espacio sin complicaciones arquitectónicas.

Interior Nórdico

Interior Nórdico Dormitorio

Porque claro, entiendo que nos gustan los suelos negros y los suelos blancos,  los techos abuhardillados y las vigas vistas, los muebles de diseño vintage de los 50 y el arte con firma en las paredes.  Y las cocinas y baños enormes y luminosos.  Pero también hay que reivindicar “la casa del vecino de al lado” y la inspiración para crear interiores de andar por casa, preferiblemente en zapatillas.

Ese es el motivo principal que me ha llevado hoy a elegir el interior de esta casa: su aparente simplicidad.  Fíjate en sus detalles, el blanco y negro general, sus acentos de color turquesa, las líneas rectas de su cocina o la ausencia de cortinas y de cabecero:

Interior Nórdico Cama

Interior Nórdico Detalles

Interior Nórdico Salón

Interior Nórdico Turquesa

Interior Nórdico Puerta

Interior Nórdico Cocina

Interior Nórdico Mesa Cocina

Imágenes: Planete-Deco

¿Te ha gustado?

¿Te llevarías a casa alguna de estas ideas?

Rakel