Una preciosa mesa de otoño sencilla y especial

Mesa de otoño

Es cierto que la combinación calabazas y otoño resulta siempre acertada.  Aunque no es menos cierto que de entrada nunca ganaría un premio a la originalidad.  Salvo que, como en esta idea del blog Poppytalk le des un giro a la idea.

Me ha gustado mucho esta mesa de otoño porque cumple con un requisito para mi muy importante: es sencilla de realizar, sin grandes complicaciones.  Pero es que además es especial.  Los colores elegidos para las calabazas, blanco y amarillo, junto con los crisantemos en los mismos tonos hacen que esta decoración de mesa otoñal se diferencie de la ya clásica combinación de calabazas y hojas secas.

Mesa de otoño sencilla

Mesa de otoño

Como ves no tiene ninguna complicación más allá de localizar las calabazas en los tonos y tamaños adecuados.  Que te reconozco que puede tener su aquel.   Eso sí, si lo consigues, ya tienes la mesa decorada.

Y si no también.  Porque puedes optar por pintar las calabazas en estos u otros colores, manteniendo la idea inicial y añadir las flores a tono de la nueva elección. Cero complicaciones.

Como ves, se trata de crear un camino a lo largo de la mesa, colocando las calabazas muy juntas entre sí y los crisantemos pegaditos a ellas.  Y eso es todo.  La flor encima de los platos y sobre las calabazas remata el conjunto.

Mesa de otoño

Imágenes

Sencillo y bonito, ¿verdad?

¡Feliz fin de semana!